Inspiración

Degustar la música con Tramontina

Mucha gente acompaña sus comidas con música. ¿Pero si invertimos ese orden? ¿Qué pasaría si encontráramos una manera de acompañar la música con platos de comida? Eso es lo que hicimos con Tramontina: convertimos el sonido en sabores y texturas para promover su nueva línea de artículos de cocina.

El desafío

Para promover sus nuevos utensilios, Tramontina quería usar la música para demostrar que sus artículos de cocina son ingredientes clave en cada receta.

La gran idea

Arraigamos nuestro pensamiento creativo en el fenómeno del mundo real conocido como sinestesia, la combinación de sentidos que permite a algunas personas “saborear” sonidos o “sentir” colores. Después de todo, los elementos musicales de una canción son como los ingredientes de una receta. Cuando descubres la combinación correcta (en una comida o una melodía), obtienes algo nuevo, único y lleno de sabor.

La magia

Así que hicimos precisamente eso: convertimos canciones en recetas. Expertos de diferentes campos, incluido un chef, un director de orquesta y un neurocientífico, nos ayudaron a crear un algoritmo que analizaba millones de canciones en la base de datos de Spotify. Los sonidos de esas canciones se combinaron con perfiles de sabor y texturas para proporcionar a los oyentes recetas únicas que coincidieran con su banda sonora.

¿Cuáles fueron algunos de los resultados? “Old Town Road” de Lil Nas X, por ejemplo, sabía a cerdo a la barbacoa con frijoles carioca y cuscús marroquí caliente. La Sinfonía n.º 5 en do menor de Beethoven, por su parte, sabía a terrina de foie gras con caviar de salmón y cebada fría.

Cada receta inspirada en la música venía con una sugerencia sobre el utensilio de cocina perfecto de Tramontina que ayudaría a dar vida a los gustos musicales del oyente. Aah, a doce vida.

Let’s talk

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.