INSIGHTS Y NOTICIAS

A los streamers de música les encantan las marcas. Es oficial.

Vivimos en un mundo donde todo se mueve a un ritmo veloz, todo es on-demand y pasamos de una pantalla a otra todo el tiempo. Las personas pasan 21% más tiempo en aplicaciones móviles (y 79% más tiempo en aplicaciones de música) que el año pasado. La visualización de contenido on demand está desplazando la costumbre de ver televisión on-demand o ir al cine. Este último año, los ingresos globales de las plataformas de streaming y de música aumentaron un 51%. Eso representa un cambio importante en la manera en la que las personas escuchan música.

Ante estas tendencias, los anunciantes se enfrentan a nuevas oportunidades y desafíos. ¿Pueden llegar, de manera efectiva, a esta audiencia, que es muy valiosa pero muy elusiva a la vez? Por suerte, cada vez tenemos una idea más clara del consumidor de streaming. La buena noticia es que es muy prometedora:

Los streamers tienen dos veces más probabilidades de generar una conexión emocional con las marcas.

Ese es el principal descubrimiento del Brand Impact Study (Estudio de impacto de marca), que encuestó a 4,500 personas de nueve países. Se les pidió a los encuestados que contaran sus hábitos de escucha de música y sus opiniones y percepciones de más de 200 marcas en cinco mercados. El estudio, realizado por comScore y encargado por Spotify for Brands, es el primero en una serie de estudios de impacto que busca definir y cuantificar la experiencia de streaming del consumidor.

Estos son los puntos destacados. En comparación con las personas que no hacen streaming, los streamers (usan un servicio de streaming de música al menos una vez al mes) tienen:

  • Una probabilidad superior al 200% de estar dispuestos a pagar más por las marcas
  • Un 61% más de probabilidades de recomendar marcas a un amigo
  • Un 74% más de probabilidades de describir una marca como “la única marca para mí”
  • Un 70% más de probabilidades de describir una marca como alegre y divertida

El estudio también analizó cómo la audiencia escucha música, consume medios, compran, usan el transporte, etc. Según el estudio, los streamers tienen:

  • Un 74% más de probabilidad de escuchar música desde sus smartphones
  • Más de 3 veces una probabilidad de más del 300% de escuchar música mientras viajan o hacen compras
  • Un 200% de probabilidad de escuchar música en el trabajo, en la escuela o mientras hacen ejercicio
  • Un 500% de probabilidad de ver televisión y películas en línea todos los días

Finalmente, también analizamos cómo se comparan los usuarios de Spotify (que usan Spotify al menos una vez al mes) con las personas que no son streamers. Este es un resumen de los resultados:

  • 3 veces más probable que estén dispuestos a pagar más por una marca
  • Casi 2 veces más probable que recomienden una marca a un amigo
  • 2 veces más probable que escuchen música desde sus smartphones y casi 2 veces más probable que escuchen música desde sus tablets
  • Casi 5 veces más probable que escuchen música mientras hacen compras
  • 3 veces más probable que escuchen música en el trabajo, en la escuela o mientras hacen ejercicio
  • Más de 6 veces más probable que vean televisión y películas en línea todos los días

Let’s talk

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.