Inspiración

Degustación musical con Tramontina

Muchas personas maridan sus comidas con música. Pero ¿y si invertimos el orden? ¿Y si encontramos una manera de acompañar la música con comida? Eso es lo que hicimos con Tramontina: transformar melodías en sabores y texturas para promocionar su nueva línea de utensilios de cocina.

El reto

Con la intención de destacar su producto, Tramontina quería utilizar la música para demostrar que sus utensilios de cocina son un ingrediente clave en cada receta.

La gran idea

Nuestra reflexión creativa se basó en un fenómeno real que se conoce como sinestesia, la mezcla de sentidos que permite a algunas personas “probar” sonidos o “sentir” colores. Al fin y al cabo, los elementos musicales de una canción son como los ingredientes de una receta. Cuando se da con la tecla correcta, ya sea en una comida o en una melodía, se obtiene algo nuevo, distintivo y rico.

La magia

Y eso es exactamente lo que hicimos: transformar las canciones en recetas. Expertos de diferentes ámbitos (como un chef, un director de orquesta y un neurocientífico) nos ayudaron a construir un algoritmo que analizaba millones de canciones de la base de datos de Spotify. Después, los sonidos de esas canciones se emparejaron con perfiles de sabores y texturas para ofrecer a los usuarios recetas que encajaran con su banda sonora.

¿Y cuáles fueron los resultados? La canción “Old Town Road” de Lil Nas X, por ejemplo, sabía a carne de cerdo a la barbacoa con alubias pintas y cuscús marroquí picante. Por otra parte, la sinfonía n.º 5 de Beethoven en do menor sabía a terrina de fuagrás con caviar de salmón y cebada fría.

Cada receta de inspiración musical iba acompañada de una sugerencia sobre el utensilio de cocina de Tramontina más adecuado para hacer realidad los gustos musicales de los usuarios. Ah, la dolce vita.

Let’s talk

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.